amigos de google+

jueves, 9 de enero de 2014

Hexagrama 2, Lo Receptivo. Algunas reflexiones.


Este hexagrama me provoca tanto respeto que me cuesta escribir sobre él. Es un hexagrama misterioso.

El hexagrama 2 nos sale en las consultas y cuando resulta como tendencial o sale sin cambios nos desconcierta con su amplitud de significados.
Algunos comentarios, algunos pensamientos. Algo como un canto libre.



Acá en Lo Receptivo todo aparenta estar quieto en su pasividad, como que solo está.
Se da por supuesto que eso "debe" estar y que eso no es trabajo. Estar y permanecer estando es un gigantesco trabajo, solo que ese trabajo está oculto, no lo vemos por lo obvio de lo que está.
Cuando nacimos estaba y sigue estando mientras vivimos y morimos y vamos pasando por esta Tierra mientras sigue estando. Lo Receptivo es eterno, tan obvio que no lo vemos, lo damos por supuesto y no lo advertimos.
Está disponible para lo que surja, disponible para ser usado. Como ese rollo de tela que duerme en el estante más alto de la tienda.
En Lo Receptivo acá estamos y permanecemos así hasta que algo nos activa.
No estamos esperando nada, no hacemos planes, no deseamos, no proponemos. Sin embargo, ese estar es una invitación, porque el hexagrama 2 es la potencialidad total de la materia. Invitación a nada, y a todo. Algo como el genio de la lámpara de Aladino, pero mudo. Es "pide y te será dado".

Entonces llega un cliente a la tienda y señala ese rollo más alto de tela y se lleva tres metros para hacer un mantel y sus servilletas; y otro cliente lleva para hacer una blusa y otro para las sábanas del bebé y así el rollo de tela está disponible para lo que usted quiera mandar.

No es que uno se identifica con esto en una pasividad inerte, uno vive y se comunica y se relaciona; pero no tiene voluntad guiada hacia una meta, aunque sí tiene propósito. El propósito de la materia es ser útil a Lo Creativo para lo que disponga. Un propósito mudo, silencioso,  una disponibilidad. Un honrar la vida.
Este es el fundamento de la magia; la disponibilidad total de Lo Receptivo frente a la voluntad total de Lo Creativo que es recibido y aceptado.

Lo Receptivo nunca repite, cada vez es la primera vez. Su ausencia de patrones establecidos, de pre-conceptos, de pre-juicios, lo predispone al servicio completo y por eso nunca repite. ¿Cómo repetir si cada vez es la primera vez?.
Lo Receptivo es virginal, lo usas y lo usas, cada vez es la primera vez y nunca se agota.

Hexagrama 2, Lo Receptivo
En ese estar fuera del tiempo, porque cuando no se espera ni se desea el tiempo no existe y se vive en el ahora, resulta que se hacen presente todo tipo de cosas. Cosas que surgen de la "nada"; ideas, señales, propuestas. Esas son las líneas mutantes, donde Lo Creativo se introduce en el hexagrama 2.

Haré un recorrido por las líneas.

La primer línea al mutar habla de cuando se introduce la semilla de una idea, una idea que cristaliza allá muy abajo y fuera de nuestra consciencia. Un patrón se ha instalado en el hexagrama 24. Algo ha sucedido que ha despertado a Lo Receptivo y está vivo pero no lo sabemos. Duerme su sueño porque no es tiempo de hacerse presente, de hacerse visible ni audible. Pero está; algo que no tenía existencia a cobrado existencia y habita en la profundidad y oscuridad del cuerpo, cualquier tipo de cuerpo. Allí brilla como un cristal y se reproduce, está vivo y esa vida contagia.
Cuando algo cobra vida, entra en el tiempo y significa que morirá. Esto es una perogrullada que siempre olvidamos.
Esta línea es como cuando estamos haciendo planes y midiendo para ir a comprar tela para hacer manteles. El rollo que duerme en la tienda no sabe que será mantel, uno tampoco sabe que elegirá esa tela para el mantel. Pero la idea se ha hecho presente en el mundo, uno y otro están destinados uno para el otro.
Por esto digo que este hexagrama es misterioso. Por esto y mucho más.

En la segunda línea lo Receptivo se pone a trabajar. El patrón se ha puesto sobre la tela y la tela se hace mantel, blusa, sábana. Y lo que quiera usted mandar.
Lo Receptivo no tiene favoritismos, tanto se esmera con una hormiga como se esmera con un hombre o con una estrella.
Todos ellos morirán; la hormiga, el hombre, la estrella. De eso se trata cuando se entra en el tiempo, cuando Lo Receptivo "recibe" Lo Creativo se produce un mantel que morirá después de haber sido útil y volverá a ser materia inerte que luego será estrella. ¿Cuándo será estrella? Eso no importa, la materia no conoce el tiempo.
En ese estar eterno de Lo Receptivo, Lo Creativo es un huésped fugaz.

En la tercera línea Lo Receptivo está produciendo a toda máquina, está produciendo el mundo de seres, todos distintos, todos únicos, todos valorados por igual. Produce y produce y no pregunta; hace. Su alegría es hacer, en apariencia no tiene objetivos subalternos. Solo hacer seres útiles al propósito de Lo Creativo.
Esta línea me hace pensar en la cuarta línea.
Porque la cuarta habla de una "bolsa atada", de un misterio presente en la materia eterna. Algo como un mandato que está también en la primer línea y cuando ambas mutan, la primera y la cuarta, nos llevamos un buen susto en el hexagrama 51, El Trueno.

Hexagrama 51, El Trueno

Y cuando mutan la primera línea y la tercera nos habla de un secreto, de una conciencia en la materia, de una luz en la materia en El Esplendor Oculto, el hexagrama 36. Una energía oscura.

Hexagrama 36. El Esplendor Oculto
Algo hay ahí que se nos escapa y que podemos atisbar en la quinta línea, cuando Lo Receptivo abre su manto de oscuridad y vemos su ropa interior amarilla. Esa quinta línea es una visión, como un destello de luz de la bolsa que se ha abierto y estaba cerrada en la cuarta línea.

Por fin en la sexta Lo Receptivo logra lo que se proponía en la primera línea, mezclar su sangre con Lo Creativo y su senda se acaba. Nada más que hacer por acá, el trabajo está hecho.
El dragón celeste y el terrestre unen sus sangres y la vía se acaba en el hexagrama 23 donde la única luz desciende desde arriba, desde lo alto de la línea sexta. Ahora comprendemos el camino de la Gran Madre y dejamos este mundo para nunca más volver en la sexta del 23 mutando a Lo Receptivo.

Hexagrama 23, Despojar, 9 en el sexto puesto
Hexagrama 2, Lo Receptivo
Todo vuelve a empezar cuando en ese estar quieto en su pasividad de Lo Receptivo, la Singularidad, "ello" recibe a Lo Creativo nuevamente.

Así como lo estoy viendo, Lo Receptivo precede a Lo Creativo. Lo precede porque Lo Receptivo no conoce el tiempo y por tanto es eterno.
Digamos que Lo Receptivo es el campo de juego de Lo Creativo, un campo que siempre está.
Lo Creativo inicia el Gran Juego de la ilusión de la vida y de la muerte en el Campo de Lo Receptivo. Puede hacerlo porque el Campo es eterno y así confiere eternidad a Lo Creativo.
Ven, uno se explica por el otro.
Sin Juego no hay vida ni muerte ni nada que hacer. Un completo aburrimiento para Lo Receptivo.

Acá es cuando Lo Receptivo se acerca subrepticiamente por abajo a Lo Creativo en el hexagrama 44, El Acoplamiento.

Hexagrama 44, El Acoplamiento

Tanto pensar sin hacer, tanto tiempo sin usar para hacer, tantos planes y proyectos sin materializar. Lo Creativo es Pura Mente y no hay nada visible ni audible ni tocable ni amable allí. Nada que se pueda amar. Un otro; un tercero, un cuarto. Un 100.000 seres. Un prodigio, un Cuerno de la Abundancia.
Un Universo de seres jugando el Gran Juego; un tejido, trama y urdimbre de una alfombra y un enorme dibujo donde mapa y territorio son uno y el mismo Ser. Un Ser que se despliega una y otra vez en el Espacio-Tiempo.

Enlazo una película que a mi juicio habla de todo esto. Los hexgramas 2 y 1 son los primordiales y su despliegue en la diversidad es algo que sucede en todo momento.

http://www.peliculamundosinteriores.com/



7 comentarios:

  1. Hola Marta! Hace muy poco tiempo conoci el I Ching, quede fascinada con cada linea que fui descubriendo. Hice pocas consultas y muy concretas hasta el momento y cada una de ellas toco mi corazon y me lleno el alma. Por supuesto que tambien tengo muchas dudas, pero estoy trabajando en eso.... leyendo, buscando y aprendiendo.... en este camino maravilloso me estas acompañando vos con cada publicacion. Develando infinidad de cosas que mi inexperiencia no me deja percibir. Por eso te agradezco infinitamente, por compartir tu sabiduria. Nunca me anime a escribirte, hasta hoy. Concretamente hice una pregunta por el estado de salud de una persona de mi entorno y el hexagrama 2 llego. Como todavia no tengo en claro cuando muta cada linea me gustaria que me ayudes a interpretarlo. Te agradezco si pudieras guiarme. Un beso y abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabella,
      si consultaste con monedas las lineas que mutan son las que sumaron 9 -el yang viejo- o 6 -el yin viejo-. Mutan a su opuesta y te muestran otro hexagrama.
      Las líneas que sumaron 7 -yang joven- y 8 -yin joven- no se alteran.

      Hay muchas entradas para aprender a usar el libro en la página Uso del IChing en la barra superior, ahora busca una que se llama "el hexagrama tendencial", esa te puede ayudar. También en los "artículos para principiantes" que están en el sitio Sermasyo.
      Yo no puedo ayudar a interpretar algo que no sé lo que es, me lo tendrás que decir vos.
      Saludos.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hermoso Marta, me salió el 2 con mutación en las lineas 2, 5 y 6 al 59. Lo receptivo, lo emotivo, el sentimiento, lo inmaterial, lo que no se puede decir con palabras, lo que permanece a la espera para tomar forma concreta, diluyendo el ego para unificar, luego de pasar por el 23, cuando ya no queda nada por hacer porque el trabajo está hecho, terminado ..... una hermosura, tus aportes no paran de enseñar lo que el libro dice, GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. Estimada Marta, un problema recurrente que se me presenta a lo largo de los años es el de la soledad. En varias oportunidades he consultado al I Ching y me ha indicado en forma bastante clara que mi camino es en solitario. Realmente para mí tiene sentido esa respuesta y hasta la entiendo intelectualmente: sé que el vacío que muchas veces siento no es posible de ser llenado por persona alguna. Sin embargo, es difícil (por lo menos para mí) poner de acuerdo a la mente y al corazón. Así que a veces me encuentro sintiendo esa soledad y pensando en buscar un "paliativo" humano, que por otro lado estoy convencida no va a funcionar!
    Concretamente hoy le pregunté al I Ching: "¿qué debo hacer para trascender este sentimiento y que la soledad ya no me pese?". Me respondió con el hexagrama 2 mutando su sexta línea lo que me lleva al 23. Mi intento de interpretación es el siguiente: que me debo abrir (hexagrama 2) a ese sentimiento de soledad, no pelear contra él y a la vez mantenerme consciente de él (hexagrama 23, el vigía en el último puesto)... y que así voy a encontrar la solución... (yo hubiera preferido que directamente me diera la solución.. o tal vez me la dio y no soy capaz de verla?) Te agradezco cualquier guía que me puedas dar para entender este consejo. Muchas gracias, Hipatia.

    ResponderEliminar
  4. Hola Hipatia
    Hay personas que como nunca se sienten solas es que nunca están solas. Sus intereses y ocupaciones son muy variados y comunitarios, tanto que en ocasiones no tienen tiempo ni para limpiar su casa ni hacerse de comer. No tienen tiempo para sentirse solas. No tienen tiempo para una pareja ni para hijos. Los vínculos íntimos necesitan ser atendidos, necesitan de tu tiempo. La sexta línea del 23 es una de esas personas. Su forma de vida está reñida con los vínculos íntimos, los imposibilita.
    Es una cuestión de elección personal. Uno hace su elección y eso es una consecuencia de esa elección. Supongo que te dice que aceptes esto. Para la 6ª del 23 la soledad no existe, lo que existe es sentirse solo en algunos momentos. Una enfermera nocturna no está sola, está a la disposición de lo enfermos que están a su cargo.
    Te digo esto por los hexagramas que han salido, esa sexta línea del dos está reñida con una relación de pareja y el rol de la 6ª del 23 es incompatible, no tiene tiempo para eso.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Marta, creo que ahora entendí: hay una gran diferencia entre soledad y sentirse solo en algunos momentos; y es esto último lo que me pasa en este período, pero es producto de mi elección de vida, de la cual no me arrepiento. Creo que yo esperaba del I Ching una fórmula mágica para que este sentirme sola desapareciese.. algo así como la píldora para vivir y nunca sentir dolor... y la respuesta fue magistral: "Aceptalo", y punto. Muchas gracias, otra vez. Un saludo afectuoso, Hipatia.

    ResponderEliminar
  6. Te digo que nunca me he sentido tan sola como esos años en que estuve casada y en la casa criando a mis hijos. Uno puede sentirse muy sola estando acompañada. Ahora estoy sola en mi casa y no me siento sola, pero te aseguro que en todos los años que han pasado desde esos años de crianza nunca más he vuelto a sentir una soledad tan profunda como esa. Fue como estar en una celda de aislamiento cuidando ratoncitos, leyendo y esperando al carcelero para intercambiar algunas palabras con un adulto. Por eso conozco la soledad, por esos años. La soledad es algo muy personal.

    ResponderEliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio es para compartir, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme" para que les llegue su publicación y mi respuesta.
Gracias por participar con nosotros.